Jefatura de Gabinete de Ministros jueves, 28 de agosto de 2014 Autoridad: Ing. Omar Judis
Calendario Ambiental
1º Sábado
Día Interamericano del Agua

El Día Interamericano del Agua se celebró por primera vez en el año 1993 y continua conmemorándose el primer sábado de octubre de cada año.

Surgió como una iniciativa en el seno del XXIII Congreso Interamericano de AIDIS, realizado en La Habana, Cuba en 1992, donde tres organizaciones suscribieron la declaración del Día Interamericano del Agua. Las organizaciones firmantes fueron la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria (AIIS) y la Asociación Caribeña de Agua y Aguas Residuales (CWWA).

En el año 2002 se incorporó a esta iniciativa la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El Día Interamericano del Agua es una celebración que tiene como propósito principal la sensibilización de la población en la importancia de la conservación del recurso agua. Y desde la creación, las actividades han sido organizadas alrededor de varios temas.

La siguiente es una sinopsis de los temas desde 1993-2001

1993 - El agua es vida y salud.
.

Esta fue la celebración inaugural, en la que se enfatizó la educación del público sobre la importante relación entre el agua y la buena salud. Se desarrollaron dos folletos educacionales sobre la conservación del agua y las enfermedades relacionadas con el agua. Además, se publicó un artículo titulado "Riesgos para la salud, asociados con la contaminación de las aguas recreacionales costeras". Este artículo resaltó muchas de las enfermedades infecciosas que pueden ser contraídas al bañarse, o al ingerir pescado o mariscos crudos o parcialmente cocinados en aguas residuales provenientes de la costa. 

1994 - "Agua y el Medio Ambiente"

.

Este tema se enfocó en los temas relacionados con el agua potable y la protección de las fuentes de agua potable en América Latina y el Caribe en el contexto del capítulo sobre la Protección de la Calidad y el Suministro de los Recursos de Agua Dulce de la Agenda 21. Se distribuyeron tres folletos, los cuales abordaron los siguientes temas: la importancia de las aguas subterráneas en la Región, y la identificación de las posibles fuentes de contaminación; los efectos en la salud asociados con la ingestión de agua contaminada, y procedimientos con sentido común de cómo prevenir la contaminación de las fuentes de agua potable. También se usó un folleto ilustrado para educar al público en tratamientos simples y efectivos para mantener el agua segura en sus comunidades y hogares.

1995 - Agua, un Patrimonio para Preservar
.

El tema de este año recalcó la necesidad de administrar los recursos hídricos mediante enfoques efectivos e integrados que protegerían la salud humana y los ecosistemas acuáticos. Una guía titulada "protegiendo nuestra agua para proteger la vida" fue desarrollada para escuelas secundarias. Otro folleto, "Agua, un Patrimonio para Preservar" exploró prácticas y sistemas de administración del agua con el cual se pretendió fomentar el diálogo entre diversos segmentos de la comunidad.

1996 - Agua, valiosa como la vida, ¡Cuídala!
.

La intención de este tema fue promover la diseminación de información y participación de la comunidad en las actividades relacionadas con la conservación del agua. El objetivo principal fue dar atención a la necesidad de una mejor administración, protección y conservación de los recursos hídricos, a los niveles individual, comunitario y nacional, haciendo hincapié en la participación pública. Dos folletos fueron publicados. Uno abordó los temas relacionados con el agua y la salud; y el otro fue una guía de información usada para incrementar la diseminación de información al público acerca de la necesidad de valorar más los temas relacionados con este recurso natural que es el agua. Se distribuyó un folleto dando sugerencias de cómo conservar el agua.

1997 - Calidad del Agua Potable y Su Salud"
.

Este año se enfatizaron las enfermedades transmitidas por el agua; soluciones para reducir la aparición de enfermedades como el cólera; y la educación al público sobre la importancia de las prácticas de higiene y protección del agua. Un folleto titulado "La Calidad del Agua de Bebida y su Salud" enfatizó el agua segura como una fuente de vida. Diseñado en un formato de preguntas y respuestas, este folleto abordó varios temas sobre cómo se contraen ciertas enfermedades y dio algunas ideas de cómo evitar y hasta, tratar estas enfermedades.

1998 - Participemos para que todos dispongamos de agua limpia
.

Este tema se enfocó en la calidad del agua, recalcando la importancia del agua microbiológicamente potable. En una Región donde el agua microbiológicamente insegura es un grave problema para la salud pública que afecta a un gran número de la población, el tema subrayó la necesidad de que la gente conozca los riesgos que hay, y el papel que ellos mismos y sus comunidades tienen en la lucha contra estas enfermedades. Este folleto discutió puntos sobre cómo lograr que el agua esté microbiológicamente segura. Recalcó que los individuos, comunidades y gobiernos necesitan colaborar entre ellos para asegurarse de que haya agua potable,y que el agua potable no solamente reduce la incidencia de las enfermedades, sino que mejora la calidad de vida.

1999 - El Derecho al Agua Potable para Todos los Niños, Comprometámonos
.

Este tema enfocó el derecho que todos los niños tienen a tener agua potable y saneamiento. La visión fue destacar el derecho de cada niño al agua potable: como un derecho humano; y como el elemento vital para combatir las enfermedades y proteger el ambiente. Se desarrolló la guía sobre el agua y la salud ambiental para las escuelas y las comunidades de América Latina y el Caribe titulada: "Niños y Niñas en Acción". Esta guía destacó el derecho del niño y de la niña a una mejor salud y ambiente, y reconoció que el acceso al agua potable en las escuelas, el hogar y la comunidad es un derecho fundamental. Este año UNICEF se unió a la iniciativa del DIAA.

2000 - "Agua, Cada Gota Cuenta, Usémosla con Sabiduría"
.

Resalta el problema de disponibilidad de agua que afrontamos debido al rápido aumento de la demanda, a los problemas de contaminación, a la limitada inversión en el sector y agotamiento de este recurso. Como en los años anteriores, se desarrolló la Guía de trabajo sobre el tema con 7 capítulos destacando el agua en el siglo XXI en el mundo y en la región; el manejo integral del agua; el agua y las actividades agrícolas e industriales; el agua y las actividades domésticas; los aportes de las autoridades y de los técnicos en la buena gestión del agua; los aportes de los educadores y de los medios de comunicación en el uso adecuado del agua y las sugerencias de campañas alrededor del tema del agua.

2001 - Agua y Salud: un Brindis por la Vida"

.

Destaca una vez más que cuanto mayor es la disponibilidad de agua tratada, menores son las hospitalizaciones y muertes por enfermedades de origen hídrico. Comenta que cuando se habla de agua se trata de la propia vida. Los seis capítulos de la guía son los siguientes: agua y salud, dos aliados estratégicos por la vida; el ambiente, los recursos hídricos y la gestión del agua en las Américas; Evaluación de los servicios de agua potable y saneamiento en la región al concluir el segundo milenio; actividades de hoy para construir el futuro; tareas de todos y de todas: responsabilidad y participación de los diversos sectores sociales. La guía ya destaca la conmemoración de los 10 años de la iniciativa en 2002.

2002 - ¡No al desperdicio, no a la escasez!

.

Evidentemente, destaca la importancia de la preservación de este recurso, del control de desperdicios y del significativo valor económico del agua.
En 2002 se celebra el 10º Aniversario de la Iniciativa.


El DIAA se celebra el primer sábado de octubre de cada año y tiene como finalidad impactar no solo al público en general, sino también a las autoridades nacionales. Mientras que es importante sensibilizar a la población sobre los temas de gerenciamiento de los recursos hídricos, el evento debe reforzar para las autoridades la urgencia en solucionar los problemas de acceso y calidad del agua de la población en las zonas urbanas y rurales, en especial las poblaciones más carentes.

El agua es un recurso vital de nuestro planeta. La mayor parte de las actividades humanas demandan el uso de agua dulce. Sin embargo tan sólo el 3 % del agua que está presente en nuestro planeta es dulce o fresca, de los cuales el 70% se encuentra en los casquetes polares, el 29% en acuíferos subterráneos, algunos inaccesibles para su extracción y en la humedad del suelo, y el 1% del agua dulce restante, en fuentes superficiales (ríos, lagos, lagunas, arroyos, etc.).

Como resultado de este balance contamos con menos del 1 % del agua total del planeta disponible para su uso.

Frente a esta realidad los miembros de la comunidad debemos encarar acciones con la finalidad de alcanzar un uso sustentable del recurso agua, que debe manifestarse en el uso racional que realicemos del mismo en todas nuestras actividades cotidianas.

La conservación y preservación del recurso en cantidad y calidad son dos caras de una misma moneda.

El ahorro del agua en cantidad contribuye a preservar la calidad del recurso. Cada gota de agua potable, que se vierte sin ser utilizada, se incorpora a la corriente de aguas servidas, convirtiéndose en un líquido de desecho que requiere tratamiento. Como los tratamientos no son 100% efectivos para eliminar los contaminantes presentes en los desechos, existe algún tipo de deterioro en la calidad del recurso cuando se produce la disposición final de los líquidos tratados al mismo.

Dada la relación biunívoca entre cantidad y calidad, concluimos que un uso adecuado del agua contribuye a reducir la contaminación y los riesgos sobre la salud y el medio ambiente.



Más información sobre el Día Interamericano del Agua