Jefatura de Gabinete de Ministros jueves, 18 de septiembre de 2014 Autoridad: Ing. Omar Judis
Indicadores de Desarrollo Sostenible
Tasa de desocupación
De lo económico a lo social.
 Nombre del Indicador Tasa de desocupación  
Descripción Corta del Indicador Muestra la relación entre la población desocupada y la población económicamente activa.
Relevancia o Pertinencia del Indicador para el Desarrollo Sostenible Dado que los ingresos laborales son la principal fuente de ingresos de los hogares, la tasa de desocupación es de vital importancia para analizar la calidad de vida de los hogares y detectar aquellos que se encuentran en situación de pobreza.
Categoría Indicador de interrelación de lo económico a lo social.
Alcance (qué mide el indicador) Este indicador mide la proporción de la población económicamente activa que se encuentra desocupada y que busca empleo activamente. Asimismo este indicador refleja el déficit cuantitativo de empleo que surge de las dificultades del sistema económico para absorber la mano de obra disponible.
Limitaciones (qué no mide el indicador) La tasa de desocupación no brinda información sobre otras formas de precariedad laboral (también relevadas en la EPH) tales como personas que realizan trabajos transitorios mientras buscan activamente una ocupación, aquellas que trabajan jornadas involuntariamente por debajo de lo normal, a los desocupados que han suspendido la búsqueda por falta visibles de empleo, a los ocupados en puestos por debajo de su calificación.
Dado que este dato surge de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), sólo permite medir la población desocupada en los aglomerados urbanos que releva. Estos aglomerados son representativos del 70% de la población urbana del país y del 60% de la población total.
Fórmula del Indicador

(Población desocupada/ Población Económicamente Activa)*100

Unidad de medida Porcentaje de la población
Definición de las variables que componen el indicador Población desocupada: se refiere a las personas que, no teniendo ocupación, están buscando activamente trabajo. Corresponde a Desocupación Abierta. Este concepto no incluye otras formas de precariedad laboral (también relevadas por la EPH) tales como personas que realizan trabajos transitorios mientras buscan activamente una ocupación, aquellas que trabajan jornadas involuntariamente por debajo de lo normal, a los desocupados que han suspendido la búsqueda por falta de oportunidades visibles de empleo, etcétera.
Población económicamente activa: la integran las personas que tienen una ocupación o sin tenerla la están buscando activamente. Está compuesta por la población ocupada más la desocupada.
Cobertura o Escala del indicador Total Aglomerados urbanos.
Fuente de los Datos Encuesta Permanente de Hogares
Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC)
Disponibilidad de los Datos (cualitativo)

Plenamente disponible en formato físico o electrónico.
www.indec.mecon.gov.ar

Periodicidad de los Datos EPH Puntual ondas anuales mayo y octubre
EPH Continua Trimestral
Período de la serie tiempo actualmente disponible EPH Continua 2003-2013
Requisitos de coordinación inter- institucionales para que fluyan los datos No requiere. El dato se publica en la Web, una vez realizado el proceso de consistencia.
Relación del indicador con Objetivos de la Política, Norma o Metas Ambientales o de DS Este indicador forma parte del objetivo 3 “Promover el Trabajo Decente”, de los Objetivos Desarrollo del Milenio, en el cual se propone como meta para 2015 reducir el desempleo a una tasa inferior al 10%.
Relevancia para la Toma de Decisiones De importancia para la puesta en marcha de planes de inserción laboral, capacitación y planificación a largo plazo de políticas económicas.
La tasa de desempleo esta fuertemente determinada por la evolución de los indicadores económicos e impacta a su vez fuertemente en otros indicadores sociales como pobreza, indigencia y desigualdad en la distribución del ingreso.
El análisis de su evolución permite obtener una caracterización de la situación socioeconómica del país, necesaria para el diseño de políticas publicas.
Gráfico

  

Fuente: Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales. Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, en base a datos de la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) 

Descripción La caída en la tasa de desocupación desde el año 2003 revela que el nuevo ciclo de crecimiento económico es más intensivo en mano de obra. El valor de la tasa de desempleo desde el cuarto trimestre de 2006, ha superado la meta establecida en el marco de los Objetivos de Desarrollo de Milenio (inferior al 10% para 2015). La desocupación del último trimestre 6.4% publicado, es la más baja de la serie.
Indicador complementario Tasa de empleo no registrado
  Este indicador complementa la información brindada por la tasa de desempleo dado que mientras la tasa de desempleo da cuenta del déficit cuantitativo del mercado de trabajo, la tasa de empleo no registrado es uno de los indicadores que da cuenta de su déficit cualitativo y por lo tanto de la precariedad laboral.
Se considera asalariado no registrado a los asalariados a los cuales no se les realizan aportes jubilatorios y no cuentan por ello con seguridad social. El calculo de este indicador equivale al cociente entre asalariados no registrados y el total de asalariados de mas de 18 años (incluye a los beneficiarios de planes sociales)
Gráfico

Fuente: Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales. Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, en base a datos de la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)

Descripción Si bien desde fines de 2003 esta tasa se redujo sensiblemente, entre el 4º trimestre 2004 y el mismo período de 2005, la caída fue la más pronunciada (-7%). La misma tendencia descendente se observa para el primer semestre de 2006.
Dicha reducción se origina en un crecimiento de los asalariados registrados, como en un menor crecimiento del empleo asalariado no registrado privado junto a una menor cantidad de beneficiarios de planes de empleo, ya que estos últimos han comenzado a incorporarse a empleos registrados.
Indicador complementario Trabajadores que perciben un salario inferior a la canasta básica.
  Estima la proporción de trabajadores asalariados con jornadas laborales de 40 horas y más, que perciben salarios (de la ocupación principal) que se encuentran por debajo del valor de una canasta básica total de un "hogar tipo". La canasta básica total es el valor de referencia que se considera para determinar la línea de la pobreza. Esta canasta se encuentra compuesta por una serie de bienes y servicios que cubren un conjunto de necesidades alimentarias y no alimentarias consideradas esenciales.
El objetivo de este indicador es determinar la capacidad adquisitiva del salario, considerando el mínimo valor que debería alcanzar para adquirir bienes y servicios que permitan una vida digna.
Gráfico

Fuente: Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales. Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, en base a datos de la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)

Descripción Este indicador está relacionado al concepto de salario mínimo, vital y móvil que según la Ley de Contrato de Trabajo Nº 20744 en su artículo 116 es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión. Desde el año 2003, tuvo lugar una reducción del número de trabajadores con ingresos laborales inferiores al valor de la canasta básica total, a pesar del aumento del valor de la canasta básica total. La misma se incrementó un 15% entre el 2º semestre 2003 y el 2º semestre de 2005.
Las remuneraciones se vieron fuertemente incrementadas por la política salarial llevada a cabo por el Estado basada, fundamentalmente, en aumentos de suma fija e incrementos del salario mínimo vital y móvil. Este último se triplicó pasando de $230 (valor que se mantuvo desde la década del 90 hasta el 2º semestre 2003) a $630, vigente desde el 1º semestre de 2005 a la fecha.
Por otra parte, el mayor crecimiento del trabajo registrado por encima del no registrado contribuyó también a la recuperación de ingresos.